COMUNICADO EXTERNO

DOGMAN DE COLOMBIA rechaza los actos delictivos ocurridos ayer en las afueras de las oficinas del Área Metropolitana y agradece el apoyo y la solidaridad de la comunidad con nuestro compañero Dayron Salinas Álvarez, cuyo estado de salud es por ahora reservado.

De parte de la compañía fueron desplegados todos y cada uno de los protocolos exigidos para el lugar en el que se estaba prestando el servicio, de acuerdo a los lineamientos emitidos por nuestro ente de control, la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada.

Nuestra trayectoria, de más de 40 años prestando servicios de vigilancia dentro del marco legal, nos ha permitido prevenir, detener, disminuir o disuadir las amenazas que puedan afectar la vida, integridad personal y bienes de personas naturales y/o jurídicas que reciben la protección o custodia a través de nuestro servicio de vigilancia y seguridad privada. DOGMAN DE COLOMBIA también es víctima de los actos desplegados y por eso recordamos a la comunidad la importancia de informar a las autoridades sobre todo aquello de lo que tengan conocimiento en relación con los autores de los mismos, para que no queden impunes.

Invitamos a la comunidad que tan gentilmente se ha solidarizado, para que las opiniones emitidas estén fundadas en la realidad, con el fin de evitar rumores que lo único que hacen es desinformar.

Agradecemos nuevamente a la comunidad la solidaridad con nuestro compañero que resultó herido y reiteramos nuestro rechazo a todo acto delictivo o de violencia.